El terrorismo ya no es lo que era


Hace solo unos pocos años cuando algún medio escrito mencionaba la palabra “terrorismo”, esta solía salir en grandes titulares ocupando un privilegiado espacio en la portada, en la televisión tenía reservadas las aberturas de los noticieros y cuando la gente escuchaba o leía esa palabra prestaba mas atención porque tenia la certeza de que algo importante estaba sucediendo.

El proceso de vulgarización del concepto de terrorismo se inicio hace poco, hasta podríamos ponerle fecha concreta, el 11/9/2001, en ese instante el concepto de terrorismo altero su percepción ante la opinión publica, el impacto fue tan importante en la sociedad que su significado quedo sobredimensionado convirtiéndose en quintaessencia de la maldad y la reversión humanas, un acto que justificaba cualquier represalia, y esa sobredimensión conceptual fue paradojicamente la que posteriormente inició su vulgarización.

Los medios no ignoraron nunca el poder de la palabra “terrorismo”, poder que ellos mismos junto con los políticos de variado pelaje habían ayudado a forjar con los años y con lo que se sabían poseedores de una poderosisima herramienta de manipulación de la opinión publica que en los últimos años había llegado a alcanzar una fuerza insospechada. Evidentemente ese poder era algo demasiado importante como para no aprovecharlo para sus propios beneficios ideológicos, económicos o políticos.

A partir de ese momento el concepto y la palabra “terrorismo” comenzaron a proliferar con más frecuencia de la habitual en todo tipo de medios, podíamos encontrar nuevos conceptos que anteriormente no existían, al principio leíamos cosas como terrorismo callejero o el terrorismo familiar, después se acuño el concepto terrorismo laboral para denominar el mobbing, terrorismo inmobiliario, terrorismo infantil y hasta terrorismo bancario son algunos ejemplos de lo que se puede encontrar en la prensa hoy en día.

Actualmente el poder político / mediático se ha apoderado descaradamente del concepto de “terrorismo” y ha pasado a ser una herramienta para satanizar opciones ideológicas, actitudes disidentes, o simplemente un método para destacar una noticia mediocre cuando un medio de comunicación no tiene nada interesante que poner en portada, creando un desequilibrio entre la gravedad del hecho en si mismo y el impacto deseado del mismo en la opinión publica.

Seria posible recordar la etimología de la palabra “terrorismo” para justificar la utilización del termino aplicado a cualquier cosa que cause terror, pero no podemos olvidar que el significado social del concepto tiene tal magnitud que no permite su uso sino en contadas ocasiones y cuando su uso se va convirtiendo en común y quasi-trivial la idea que transmite se va diluyendo. Lamentablemente el impacto sobre la población de los ataques del 9/11 y los posteriores en Londres y Madrid han dejado una huella difícil de borrar en la opinión publica occidental y ese rédito es y seguirá siendo utilizado maliciosamente por muchos para conseguir réditos políticos y económicos, pero digan lo que digan, el terrorismo ya no es lo que era.

6 Responses to El terrorismo ya no es lo que era

  1. Pingback: El terrorismo ya no es lo que era

  2. Juan Luis says:

    Hay terrorismo por todos lados. Y lacras sociales. ¿Habeis observado que de un tiempo a esta parte, todo son lacras? Los asesinatos de mujeres, las muertes en carretera, incluso el pirateo musical.
    Y por supuesto, el que se sale de la foto o utiliza alguna expresión fuera de lo establecido es tachado de machista, independentista, fascista, comunista, fundamentalista y todo tipo de istas.
    Es terrible salir a la calle cada día rodeado de lacrosos, terroristas y demás istas. Es más, llegará un momento en que todo el mundo formará parte de alguna lacra o de algún tipo de grupo “ista”. Cuando llegue ese momento, ¿quién estará libre de pecado para juzgar a los demás?

  3. ferran says:

    Como dijo Rolando de Tandil en el libro de los enteronomios 3:14 “Alabado Quien tenga el poder, ya que siempre estara libre de pecado”

  4. Rormiga says:

    Decíselo al Sr. Jorge Arbusto, que con la excusa de las armas químicas y eso, se hizo del petróleo de otro país… En fin…

  5. laura says:

    lo mejor de esta palabra, es su origen.
    se utililizó por primera vez en un periodico inglés de renombre. un adjetivo para nombrar a un judío que había hecho un atentado suicida contra las tropas inglesas, que estaban controlando a través del mandato inglés palestina.
    los judíos querien expulsarlos para poder colonizar libremente toda palestina.
    cosa que sucedió como sabemos.
    el uso actual mayoritariamente ya sabemos hacia que pueblo lo usan los medios…

  6. ferran says:

    eiiiiiiiiiiiii… quant de temps!!! 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: