El asombroso Mauricio y sus roedores sabios


-Sabía que funcionaría – dijo Malicia-. Funcionó en el cuento de La séptima mujer de Barbaverde, cuando ella se escapó de la Sala del Terror de él y lo apuñaló en el ojo con un arenque congelado.

-¿Eso es un cuento de hadas? -dijo Keith.

-Si- respondió Malicia con orgullo-. Es uno de los cuentos de hadas grimosos.

-Tenéis unas hadas bastante chungas por aquí – dijo Mauricio, negando con la cabeza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: