John Keats (1795-1821)


I had a dove, and the sweet dove died
And I have thought it died of grieving;
O what could it grieve for? Its feet were tied
With a silken thread of my own hand’s weaving:
Sweet little red feet! why would you die?
Why would you leave me, sweet bird, why?
You liv’d alone on the forest tree,
Why, pretty thing, could you not live with me?
I kiss’d you oft, and gave you white pease;
Why not live sweetly as in the green trees?


El amanecer, el infinito y el cabrón del organillo


Amanece. El sol prende fuego a las nubes como un pirómano completamente ido. Es un momento único, una fracción de segundo, una imagen que nunca más volverá. Habrán miles de amaneceres más, más bellos o más feos, pero este brilla, se expande y se funde ante mi para no volver jamás. Y todo porque hoy he levantado la vista del suelo. He decidido no preocuparme si piso una mierda o si pierdo el rumbo. Por un momento hay algo más que el asfalto sucio.
Es un momento finito, pero, por un instante, como un destello suave, toco el infinito. Siento un escalofrío por la columna, una sacudida tan delicada que te jode que no dure más. Me ha rozado la infinitud en un orgasmo finito. Porque el infinito es eso, repetición de momentos finitos, de instantes únicos que jamás volverán. Repitiendo continuamente cosas diferentes, un yin-yan a infinitas revoluciones, sucesión continua de blanco y negro, que a lo lejos se diluye en gris.
Y entonces, justo después de que el sol fagocite las últimas nubes, me deprimo. Pienso en los infinitos que dejamos atrás. En el primer beso en el portal de SU casa en Vallcarca, en la primera mirada de mi hijo, en su primera carcajada. En mis primeras navidades conscientes, cuando aún el cinismo no había envenenado mi mirada. En las comidas con la familia, llenas de adultos arreglando y asegurando mi mundo mientras los suyos propios se aguantaban por hilos desgastados. En las risas teñidas de alcohol y música de un grupo de amigos que no saben que les traerá el mañana, pero que esa noche no les preocupa una mierda.
Y como banda sonora a este hundimiento sensorial aparece el cabrón del organillo. El violador del pentagrama. Un delincuente musical que destripa con sadismo melodías que ya no volverán a sonar bien en mi mente. Agarra el “my  way” y lo retuerce hasta que la voz de Sinatra se esconde detrás de una explosión de tímpanos que mana del diabólico instrumento que aporrea a dos manos. Vuelvo a pisar el suelo y me lo como de morros. ¿Dónde estarán ahora las Juventudes Nacionales del SGAE? ¿Porqué no vienen y le prenden fuego al organillo, le cortan las manos y queman libros en una orgía de sangre? Dios!!!! Que duro es el suelo!!!!

PD: Tengo que dejar de leer a Bukowski, me pone de un violento poético inaguantable

‘PLAY’


“La contradicción no es una señal de falsedad, ni la carencia de contradicción una señal de verdad”

Blaise Pascal

“Siempre se ha creído que existe algo que se llama destino, pero siempre se ha creído también que hay otra cosa que se llama albedrío. Lo que califica al hombre es el equilibrio de esa contradicción”

Gilbert Keith Chesterton

“La ciencia no me interesa. Ignora el sueño, el azar, la risa, el sentimiento y la contradicción, cosas que me son preciosas”

Luis Buñuel

Mi muy mejor amigo


Mi muy mejor amigo Guga…

Pequeñas cosas


A veces hay cosas que no encajan,

Días donde parece que mi sitio en este mundo,

está por crearse.

Que todas las puertas que se abren,

sólo escondan una ténue luz  sin brillo.

Entonces, me giro hacia tí,

y recuerdo que ahora soy tu hogar,

y en él todo encaja,

y en él, tu descansas

Las cosas evolucionan, los blogs tambien…


Imagino que muchos sabréis (y otros no) que aparte de “contradiccions” también tenía / tengo otro blog llamado “bocins de vida“.

“Bocins de vida” venia a ser una especie de diario fotográfico donde mediante imágenes retrataba mi día a día, lo que comúnmente se llama fotoblog pero con un intento de mantener un toque estilístico para que no fuese un encadenamiento de típicas fotos personales sin ninguna transcendencia mas allá del grupo de amigos.

En parte lo conseguí, y en parte no. Es realmente difícil conseguir capturar un par de veces por semana la realidad que te envuelve, con una continuidad lógica y además con un mínimo valor artístico que pueda interesar a alguien mas que a los conocidos / amigos. Muchas veces el día a día te absorbe y no puedes pararte a encontrar algo que destacar.

Me encontraba en una encrucijada, o postear solo cuando encontraba algo que me inspiraba, cosa que hacía perder la continuidad temporal, o hacía fotos irrelevantes, carentes de interés pero manteniendo así el espíritu de “diario fotográfico”.

La conclusión fue que no existía un camino y al final he decidido hacer una pausa temporal y dejar el blog pararado por un tiempo después de casi un año de funcionamiento continuo.

Pero evidentemente esto no es el final ya que también he decidido crear otro blog mejorando los fallos de “bocins”. He decidido eliminar el concepto de “diario fotográfico” para centrarme en un simple blog de fotografías sin conexión entre ellas, simplemente un sitio donde mostrar los instantes que capturo con mi cámara, nada mas, sin la presión de postear algo cada dos o tres días, ni mantener una linea argumental. Solo la inspiración y la cámara.

El nuevo photoblog se llama xtraphos: camera obscura, va a ser en ingles y aquí podéis ver su ideario. No utilicé sitios como flickr ya que preferia algo más personal.

En honor a “bocins” dejo aquí las fotos del primer post:

Arnau Martínez Navarro


Vaja Arnau, sembla que ja has arribat a aquest interesant i curiós món -dir maravellós seria potser una mica exagerat, pero no està malament del tot, jejeje-. Benvingut doncs i molta sort!

Gràcies al que nosaltres anomenem “era de l’informació” aquest missatge quedara grabat en algun disc d’algún ordinador d’alguna part del món i sera accesible arreu, i potser algun dia escriuras el teu nom en algun buscador -espero que existeixin encara- i et trobaras aquest text que es va escriure en el dia del teu zero aniversari -soc informátic, ho sento-

Ens veiem per aquest món xato…

A %d blogueros les gusta esto: